dijous, 30 de setembre de 2010

Entrevista a l'ES de la Vanguardia: "Vecinos, no enemigos""

Aquests són els comentaris que he escrit per l'article "Vecinos, no enemigos" publicat a l'ES de La Vanguardia del dia 4 de setembre.

"Los problemas con los vecinos los vivimos como un ataque a nuestra intimidad y a nuestro bienestar, y esos son elementos importantes en nuestra vida. Por eso a veces nuestra reacción es intensa y desmesurada, y es posible que el grado de crispación sea superior al que más útil nos es para llegar a la mejor de las soluciones posibles. A veces nos facilita las cosas hacer el esfuerzo de salir de nuestra rígida posición: quizás sí exista una solución si cambiamos nuestra actitud.

Aplicar un poco de Inteligencia Emocional nos puede ayudar:

- Desde la resolución de conflictos: cuando no somos capaces de ver cuál es el beneficio de la actuación de la otra parte para ella, estamos obviando una parte de la realidad: la suya. Intentar entender cuál es la intención positiva y lo que gana el otro y poder aflojar desde nuestra rígida posición nos ayuda a acercarnos a un acuerdo común en el que las dos partes ganen.

- Desde la Flexibilidad y la Adaptación al entorno: nuestra visión es limitada, simplemente porque sólo es “la nuestra” y está centrada en el conflicto que en ese momento nos ocupa. Algunas preguntas interesantes y resolutivas generadas desde la PNL podrían ser: ¿cómo he resuelto yo conflictos como este en otro momento? ¿Cómo he resulto otros conflictos distintos otras veces? ¿Cómo los resolvería otra persona experta en el tema?

- Desde el buen humor y la psicología positiva: si en nuestra vida incorporamos como un buen hábito el entrenar la visión positiva de las cosas, aprendemos a relativizar la importancia de los asuntos que a menudo no lo son tanto. ¿Verdad que alguna vez os ha pasado que aquello que parecía una mala noticia o una situación que no podríamos resolver a la larga ha tenido un efecto beneficioso en nuestra vida? Una manera de practicar este entrenamiento es a partir de la dinámica “Afortunadamente”. Se trata evocar esta palabra cuando algo no sale como nosotros queremos, y completar la frase: “Afortunadamente….” Con algún beneficio, por pequeño que sea, que nos aporte este momento. Si empezamos la práctica con temas leves, nos estaremos entrenando para otras situaciones más graves en un futuro".

Altres comentaris i l'ampliació del tema per altres professionals reconeguts, els podeu trobar a l'enllaç següent:



http://iocus.es/art_vecinos.php